Domingo de Pascua

Querida Comunidad Teatina, Colegio e Instituto Sagrado Corazón de Jesús, Consejo Directivo, personal docente, administrativo, maestranza, estudiantes y queridas familias.

En plena madrugada, apenas salían los primeros rayos del sol, las mujeres en el sepulcro se preguntaban, ¿»quien nos removerá la piedra de la tumba»?… Pero he aquí el primer signo del Acontecimiento de la Resurrección: la gran piedra ya había sido removida, y la tumba ya estaba abierta y vacía. Dios viene a remover la piedra de la muerte, del pecado, del miedo, del egoísmo más extremo. La piedra del que cree que puede salvarse solo. La piedra que lleva a muchos a lanzarse a acaparar todo sin importarles si otros necesitan. La piedra del individualismo, del fratricidio. La piedra que provoca el virus de una conducta anti social. La piedra de la fake news que genera los miedos, pánicos y angustias.
La Pascua nos lleva a mirar a Jesús Resucitado, la «Piedra Viva» donde estamos edificados.
Pascua es el tiempo de redescubrir a Aquel que viene a remover las piedras más pesadas de nuestra vida y de nuestro corazón.
Con Jesús nosotros vivimos la Pascua, es decir el paso de la muerte a la vida, de la desolación al consuelo, del miedo a la confianza. Miremos a Jesús Resucitado; su mirada nos infunde fuerza y esperanza. Necesitamos volver a él con el corazón, para ser custodios de la vida y el amor.
La Pascua nos enseña que estamos llamados a caminar al encuentro del Resucitado. A partir de la Pascua preguntémonos ¿hacia a donde camino?. Aprendamos a dejar que Jesús sea el centro de nuestras vidas, que sus palabras, sus gestos, su vida, nos ayuden a superar todo temor y reconocer el valor de la esperanza de quien confía en Dios.
Con la Pascua avanzamos en un camino nuevo y convirtiéndonos en fuente de esperanza para los demás como nos dice San Pedro: «Que cada cual ponga al servicio de los demás los dones que ha recibido» (1Pe.4,10) . Que la vida sea mejor, más humana, más llevadera allí donde yo estoy y actúo. Que juntos podamos crear un clima donde sea posible la esperanza y que nuestro testimonio ayude a sanar la desesperanza, a ensanchar la mirada y muestre a un Dios que nos acoge y ama.Esta es nuestra herencia Teatina que la renovamos cada día.
Feliz Pascua de Resurrección.

P. Pedro Romero C.R.
Prepósito Provincial

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: